Sobre las detenciones en el Boulevard de Donostia 19-04-2013 PDF Imprimir E-mail
Reflexión - Debates

La importancia del fondo, lo positivo de las formas

Una de las bases fundamentales para la convivencia es garantizar la libertad y seguridad

A raíz de la detención de las personas condenadas por el Tribunal Supremo por pertenencia a Segi, Lokarri, Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, quiere subrayar la importancia de no perder la perspectiva sobre el fondo del asunto.

Una de las bases fundamentales para la construcción de la convivencia es garantizar la libertad y seguridad de todas las personas para participar en la vida social y política. Durante muchos años hemos visto cómo este derecho fundamental ha sido vulnerado por medio de la violencia y la exclusión. La acción de ETA por un lado, y la aplicación de la teoría del entorno por parte del Gobierno y los tribunales, por otro, han impedido el libre ejercicio de la actividad política.

Las personas hoy arrestadas han sido condenadas única y exclusivamente por su pertenencia y actividad en una organización política. No lo han sido por emplear medios violentos para conseguir sus objetivos políticos. Por tanto, esta condena es una vulneración de derechos fundamentales.

Lokarri quiere subrayar que, si queremos articular una convivencia respetuosa con el diferente, que garantice el pluralismo y la libertad de acción y pensamiento, este tipo de vulneraciones de derechos humanos deben terminar. Son un obstáculo a la convivencia y la normalización.

En este sentido, queremos hacer un llamamiento especial al Gobierno y a la Ponencia de Paz del Parlamento Vasco. Ambos han manifestado que, entre sus principales objetivos, está contribuir a la convivencia. Es por ello que Lokarri considera que deben actuar para garantizar la participación política libre y segura de toda la ciudadanía vasca. Desafortunadamente, está previsto que haya más juicios contra personas por su participación en organizaciones políticas, y otras se encuentran en prisión por esta misma razón, por lo que es prioritario y urgente adoptar decisiones y medidas concretas para que nadie más sea procesado o condenado por ejercer la libertad democrática fundamental de actuar y participar en la vida política.

Un positivo ejercicio de resistencia noviolenta

Respecto a lo sucedido hoy, Lokarri quiere destacar el ejercicio de resistencia noviolenta de las personas condenadas y de todas aquellas que les han acompañado. Durante muchos años se ha criticado y condenado que la respuesta a situaciones semejantes ha estado basada en el recurso a la violencia en la calle. La actitud demostrada durante estos días y esta mañana, de desobediencia pacífica, es plenamente legítima, democrática y respetuosa con los derechos humanos.

Esta manera de expresar el rechazo a la detención de las personas condenadas es una aportación positiva a la convivencia: sin violencia y con respeto. Además, ayuda a centrar las reivindicaciones de las personas concentradas sin que se vean distorsionadas por hechos violentos que impiden que una parte de la sociedad pueda mostrar su apoyo.



Por ello, Lokarri anima a seguir explorando las posibilidades que ofrece la acción noviolenta como respuesta a vulneraciones de libertades democráticas básicas.

COMUNICADO DE LOKARRI 19/04/2013